Canal Ciencia Jueves, 24 de Abril de 2014
Patrocinan Gobierno vasco. Departamento de educación Universidades e investigación IK4 research allianceFundación española para la técnica y la tecnologíaMinisterio de Ciencia y Tecnología
Estás en: Ciencia > Bichos y humanos > El caso del caballo menguante

BIOLOGÍA

El caso del caballo menguante

Una investigación saca a la luz pruebas de los efectos del aumento de temperatura sobre el tamaño corporal

Luis A. Gámez - 22/02/2012
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El caso del caballo menguante 'Sifrhippus sandrae' tocando la nariz de un caballo Morgan actual. Ilustración de Danielle Byerley.

El antepasado de todos los caballos, 'Sifrhippus', sufrió en América hace 56 millones espectaculares cambios de tamaño. En un periodo de 130.000 años, perdió un 30% de su masa corporal hasta llegar a pesar solo 3,8 kilos -lo mismo que un pequeño gato doméstico actual- y, en los 45.000 años siguientes, engordó hasta los 6,8 kilos. Hoy, científicos estadounidenses explican en 'Nature' que la reducción de tamaño de este animal y otros tuvo su origen en el cambio climático que en esa época sufrió el planeta. A más calor, menor tamaño.

'Sifrhippus' sufrió esos cambios durante lo que se conoce como el Máximo Térmico del Paleoceno-Eoceno (MTPE), un periodo de 175.000 años en el que las temperaturas subieron una media de 6º C como consecuencia de grandes cantidades de carbono emitidas a la atmósfera y los océanos por una muy intensa actividad volcánica.

Los científicos saben desde 1989 que durante el MTPE numerosas especies redujeron su tamaño, en algunos casos hasta la mitad. Ahora, un estudio dirigido por Ross Secord, de la Universidad de Nebraska-Lincoln, y Jonathan Bloch, del Museo de Historia Natural de la Universidad de Florida, ha encontrado pruebas de la relación causa-efecto entre aumento de la temperatura y reducción del tamaño.

Cada vez más pequeños

Stephen Chester, estudiante de antropología y coautor del trabajo, medía hace siete años los dientes de 'Sifrhippus' de un yacimiento en la cuenca del río Bighorn, al oeste de Wyoming, cuando descubrió algo que sorprendió a Secord y Bloch. "Dijo que los caballos más antiguos eran mucho más grandes que los más recientes. Pensé que tenía que haber algún error, pero estaba en lo cierto: el patrón se hacía más fuerte a medida que se examinaban más fósiles", recuerda Bloch.

Un análisis geoquímico de los isótopos de oxígeno presentes en los dientes confirmó que la causa de la reducción de tamaño había sido  la temperatura ambiental. "Cuando Jon y yo tuvimos los datos del oxígeno del espectrómetro de masas, vimos inmediatamente que las tendencias del tamaño de los caballos y la temperatura eran especulares", indica Secord. 

El calentamiento que dio lugar al MTPE se produjo durante entre 10.000 y 20.000 años, recuerdan los autores. Y, durante ese máximo térmico, surgieron los ancestros de varios grupos de mamíferos, incluidos los primates. Ahora, las peores previsiones apuntan a que, en los próximos cien años, las temperaturas pueden subir en la Tierra hasta 4º C como consecuencia de las emisiones de gases de efecto invernadero.

"Hay una gran diferencia en escala temporal, y la pregunta es: ¿vamos a ver el mismo tipo de respuesta evolutiva? ¿Van a ser los animales capaces de reajustar sus tamaños corporales durante los dos próximos siglos?", se pregunta Secord.

Vocento Proveedor de Servicios de Internet Financiado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología. Ministerio de Ciencia e Innovación