Canal Ciencia Lunes, 21 de Abril de 2014
Patrocinan Gobierno vasco. Departamento de educación Universidades e investigación IK4 research allianceFundación española para la técnica y la tecnologíaMinisterio de Ciencia y Tecnología
Estás en: Ciencia > Bichos y humanos > El turno de noche del cerebro

Neurociencia

El turno de noche del cerebro

Un investigador del Basque Center on Cognition, Brain and Language demuestra que el cerebro mejora durante el sueño las habilidades lingüísticas y asimila las palabras aprendidas

elcorreo.com - 02/04/2012
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El turno de noche del cerebro Nicolas Dumay. / El Correo

¿Qué función desempeña el cerebro mientras dormimos? Esta pregunta todavía no tiene una respuesta completa. Sin embargo, un estudio reciente de Nicolas Dumay, investigador belga del Basque Center on Cognition, Brain and Language (BCBL), ha demostrado que el sueño contribuye a fijar en el cerebro los conocimientos adquiridos durante el día.

El trabajo de Dumay, cuyos resultados ha publicado la prestigiosa revista 'Cognition', prueba que durante las horas de sueño el cerebro revisa las palabras aprendidas durante el día, mejora las habilidades lingüísticas y fija esas palabras aprendidas. El científico del BCBL, que llevó a cabo la fase experimental en la Universidad de York pero ha desarrollado sus conclusiones en el BCBL, ha empleado el aprendizaje de palabras nuevas para probar sus hipótesis sobre la actividad cerebral durante el sueño.

Según Dumay, que desarrolló el experimento con vocabulario en inglés, "las palabras luchan entre ellas por el acceso a la memoria en nuestro cerebro", y este experimento demuestra que "solo después de dormir las palabras recién aprendidas logran el estatus de asimiladas".

El experimento

El investigador del BCBL mostró 36 palabras nuevas, desconocidas, a 32 personas, con la particularidad de que cada palabra nueva incluía en su composición una palabra más corta reconocible para las personas que participaban en el experimento. Una de esas palabras fue "'numesstac. No significa nada en inglés y tiene en su composición 'mess', una palabra muy común que significa desastre o desorden.

Cinco minutos después de escuchar 36 palabras como ésta, Dumay hizo dos preguntas a los participantes. La primera, si recordaban las palabras nuevas como 'numesstac'. La segunda, si al escuchar cada palabra reconocían en su composición alguna otra como 'mess'. Tras medir los tiempos de reacción, concluyó que recordaban un 7% de las palabras nuevas y reconocían las insertadas con rapidez.

Volvió a repetir el experimento 24 horas más tarde, después de que los participantes hubieran dormido, y comprobó que la tasa de recuerdo de las palabras nuevas como 'numesstac' se elevó hasta el 12%. Pero lo más significativa fue que los sujetos fueron mucho más lentos en el reconocimiento de las palabras que ya conocían, como 'mess', que estaban insertadas en las palabras propuestas.

Mejor, por la noche

Según Dumay, esta lentitud en el reconocimiento de las palabras ya conocidas se debe a que durante el sueño los participantes asimilaron las palabras nuevas. Es decir, durante el sueño 'numesstac' dejó de ser una palabra nueva para convertirse en una asimilada, lo que dificultó el reconocimiento de la 'mess'.

Basándose en esta conclusión y otros estudios anteriores sobre el sueño, Dumay asegura que el cerebro asimila más fácilmente las palabras aprendidas durante la noche, antes de dormir, ya que durante el día tiene muchos otros estímulos que interfieren con las palabras aprendidas por la mañana.

Vocento Proveedor de Servicios de Internet Financiado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología. Ministerio de Ciencia e Innovación